Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Un cable a tierra… en la dinámica del mercado inmobiliario del 2019

Venezuela ⁄  Los cambios tienen su propia dinámica y su tiempo.

Si analizamos la data que nos brindan los indicadores macro y micro económicos, conocidos por todos, sabemos que la caída del Producto Interno Bruto (PIB) de los últimos años supera el 50%, lo que quiere decir, que la economía venezolana ha disminuido a la mitad en términos productivos, de servicios y de consumo. Esto lo leemos en cada rincón de esa gran autopista que tenemos como es la Internet, donde es difícil no estar informado en estos tiempos.

En ese contexto, es una gran realidad repetida por los grandes especialistas en economía, que las personas tienen miedo de invertir en un país donde no hay Estado de Derecho con el cual, ante cualquier abuso, nadie pueda reclamar y que además no hay una estabilidad económica que resguarde el capital con inversiones, ni hay un sistema productivo activado, sino totalmente destruido.

Dentro del mercado secundario inmobiliario, las personas se han visto obligadas a vender a bajos costos, si realmente quieren vender, como consecuencia de que no haya créditos y las políticas económicas no han sido las mejores, lo que a algunos propietarios, los lleva a preferir no vender cobijados por una esperanza de cambio inmediato, y esto podría ocasionar que en algún momento el precio comience a elevarse nuevamente, pero también existe la posibilidad que el costo pueda caer más, ya que ha sido la tendencia en los últimos años, al no concretarse los cambios esperados, porque desconocemos si el camino es largo o es corto, asunto muy difícil de determinar.

El 2019 es complejo por diversas razones que ya conocemos, pero lo más relevante, es la necesidad de un cambio político y económico en el país que ayude a frenar el desequilibrio que se está viviendo a nivel de precios, de hiperinflación, de confiabilidad en la moneda, falta de leyes claras, marco jurídico, es decir, el marco donde nos estamos desenvolviendo es de gran incertidumbre en todos los ámbitos, lo que tenemos en este momento es una gran percepción y una gran esperanza al ver lo que antes no habíamos visto.

En un estudio, al que hizo referencia Aquiles Martini, presidente de la Comisión de Infraestructura de Vivienda y Habitad de Fedecámaras, en una entrevista que dio para Analitica.com antes de terminar el 2018, donde hace mención a estos puntos, e informó que los precios para adquirir un inmueble en urbanizaciones de Caracas, como son El Marqués van de 30.000$ a 45.000$. En la Urbanización Miranda se pueden conseguir entre 100.000 $ y 160.000$, de 189 mts2 a 692 mts2 respectivamente. En otras zonas como Higuerote, que son inmuebles más pequeños entre 85 mts2 y 55 mts2, los precios varían entre 7.900$ y 15.000$.

Tomando en consideración la información que compartió el especialista, si hoy volvemos a hacer ese estudio, podemos apreciar que de alguna manera, en algunos sectores la recuperación fue muy leve, y en otros se ha mantenido con tendencia hacia la baja igual. Es como si se hubiere tocado el punto más bajo en la caída de los precios y hubo un muy pequeño rebote, para estabilizarse en el precio promedio con una ligera recuperación en zonas específicas, siempre con la tendencia hacia la baja, tal como lo expreso anteriormente.

Hay muchos inmuebles que se están ofertando con un aumento de precios, pero los que se cierran son los que están por debajo, es decir por el precio que dictamina el mercado de compradores, lo cual aún no ha dejado de ser así.
Nosotros los asesores inmobiliarios, no estamos para decirle a un cliente propietario que venda o no venda en este momento, esa es una decisión que debe tomar el propietario y que va unida a su plan de vida, a sus necesidades, a sus proyectos y a su proyección con respecto a las expectativas del país, nosotros estamos para informarle de cuál es el precio de mercado actual, de manera honesta y responsable, debemos informar cual ha sido el comportamiento de los precios en los últimos años, pero no podemos hablarle a futuro, porque seria muy irresponsable de nuestra parte, cuando estamos en un país donde la incertidumbre es la que ha reinado en los últimos años. Es decisión del propietario si vende o no vende, nosotros no podemos interferir en esa decisión porque es algo que solo el propietario sabe hasta que punto lo debe o no hacer en este momento.

Es cierto que el alto costo de la vida es el que va marcando los parámetros de precios del mercado, pero en el ámbito inmobiliario, más lo marca la capacidad adquisitiva y el número de compradores dispuestos a invertir, que además, esa disposición está unida a un presupuesto muy ajustado con el que cuentan muchos de los compradores y está unida a un marco de confianza o desconfianza que exista en el país para quienes no lo tienen tan ajustado.

Que la confianza se está recuperando en estos tiempos? Si.

Que los inversionistas extranjeros, están empezando a mirar a Venezuela como oportunidad de invertir en vivienda porque ven que se está cerca de un cambio? Si.

Que se tienen que aclarar los procedimientos para que una persona compre en cndicion de extranjero? Si, son muchos los puntos que aún se deben aclarar.

Que hace tiempo estamos cambiando? Si, no es de ahorita.

Que podemos determinar el tiempo en el cual va a llegar el cambio definitivo? No.

Que los precios van a aumentar considerablemente en horas? No lo podemos determinar, si nos vamos a las experiencias de otros países, que es lo único que tenemos como referencia, podemos afirmar que los precios no vuelven a los mismos niveles donde estuvieron en algún momento. Pero obviamente que para el que compró en plena crisis, tendrá la oportunidad de recuperar lo invertido, no se le seguirá devaluando su propiedad por tema crisis y ya eso es un beneficio para el que invierte.

Optimismo Inmobiliario o Efecto Guaido

Los tiempos por venir, también vendrán acompañados con nuevas dinámicas propias del mercado, y todo apunta a una recuperación positiva, que no podemos determinarla en el tiempo, lo que no puede suceder, es que seamos nosotros los corredores/asesores inmobiliarios los que forcemos o impongamos esos nuevos parámetros de precios, debemos ser muy claros con nuestros clientes propietarios y compradores, para no generar un estancamiento en el mercado y que ellos no se creen las falsas expectativas de una venta que se hará a un precio esperado y en un tiempo esperado, que a veces tarda más de lo esperado o no llega, todo tiene un proceso y no es tiempo para desespero, ya eso sucedió en un tiempo, y los precios tuvieron que bajar para poder activarse la compra venta de inmuebles, pero todo dependerá siempre de los planes que tenga el propietario, y dependerá si son a corto, a mediano o a largo plazo. Es decir, debemos tomar en cuenta que si tenemos inmuebles fuera de precio de mercado, los compradores a quienes no se les ha mejorado su capacidad adquisitiva, ya que aun hay mucho por hacer en el país para que eso suceda, estas personas no podrán comprar por lo que el número de compradores se reducirá significativamente, a no ser que se active una política de créditos, que es lo que más adelante, probablemente suceda.

Recordemos también que si en estos momentos hay una sobre oferta de inmuebles, lo cual corresponde a una de las causas de la caída de los precios, por consecuencia de malas políticas económicas, que ha obligado a las personas a buscar nuevos horizontes para desarrollarse, y donde puedan invertir con mayor seguridad, también es cierto que la recuperación económica, traerá confianza, inversiones y políticas de créditos para la adquisición de vivienda, lo que generara un equilibrio, que no permitirá precios especulativos nuevamente, como pudo suceder en un tiempo atrás. La capacidad adquisitiva del venezolano no mejorara solo por amanecer con un nuevo gobierno o al día siguiente de cambiar las políticas económicas, esto llevara un tiempo, mientras todo se ajusta a los nuevos cambios, hasta llegar a un equilibrio, y tomando como referencia otros países que han pasado por crisis económicas, los precios de los inmuebles tardan mucho para recuperarse en precios, y no lo hacen del todo.

Debemos ser muy responsables en nuestra labor, y tener paciencia suficiente que nos permita adaptarnos a los nuevos cambios que se producirán con la reactivación de una economía que ha sido brutalmente golpeada. Pero todo tiene su propia dinámica. Hoy las esperanzas están volcadas en Guaido, pero no debemos dejar que esas expectativas superen la realidad, porque caer en depresión y frustración es totalmente contraproducente, y debemos mantenernos alertas, con la mente muy clara, en total equilibrio con nuestras emociones, para continuar con nuestra labor de corredores/asesores inmobiliarios y mantener a nuestros clientes activos en un mercado donde el cambio ha sido una constante, lo que ha permitido desarrollar nuestra capacidad para adaptarnos sobre la marcha y así prepararnos y sobreponernos a lo que venga ofreciéndoles el mejor servicio dentro del marco de una asesoría responsable y conectada con la realidad, bien objetivos y claros en lo que significa y abarca nuestro rol como asesores/corredores inmobiliarios. El camino puede ser largo, no permitamos acciones apresuradas que pueden entorpecer nuestra imagen y nuestro desempeño, como también pueden desmotivar a quienes han confiado plenamente en nosotros que son nuestros clientes, a quienes le debemos honestidad y responsabilidad en la orientación y acompañamiento que buscan en nosotros. No podemos defraudarlos en este momento tan importante generándoles depresiones o frustraciones. Sigamos adelante, que vamos bien, solo es cuestión de mantener el sentido común y el cable a tierra.

FUENTE: tusmetros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *