Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Sector Inmobiliario, Fortaleza Económica en Estados Unidos.

A pesar de una caída en las ventas minoristas, un gasto comercial más débil y una desaceleración en el crecimiento del empleo, el mercado inmobiliario sigue avanzando. Esa es una buena noticia para una economía estadounidense que podría necesitar de la vivienda para mantener viva la recuperación actual.La National Association of Home Builders informó recientemente que la confianza de los constructores alcanzó en octubre su nivel más alto desde febrero de 2018. Además, el aumento en la confianza en lo que va de año es el mayor cambio de 10 meses en más de seis años.

“Con una confianza tan fuerte en la construcción de viviendas, es difícil imaginar que la economía esté en el umbral de una recesión”, dijeron analistas de Bespoke Investment Group en un informe.

Los analistas de Bespoke también señalaron que, aunque las cifras de inicio de viviendas y permisos de construcción para septiembre mostraron un ligero retroceso desde los niveles de agosto, la disminución, que era esperada, se debió principalmente a una desaceleración en las unidades de apartamentos multifamiliares, en comparación con las casas tradicionales. Los datos sobre permisos de hace un año mostraron de manera similar que los inicios de viviendas unifamiliares aumentaron en agosto y también en septiembre de 2018.

Parece que no hay un final a la vista para el auge inmobiliario en muchas partes de Estados Unidos. Según el informe Beige Book más reciente de la Reserva Federal (Fed), que analiza las condiciones económicas en las regiones de todo el país, los distritos de Boston, Atlanta, Richmond, Chicago, Kansas City y San Francisco tienen mercados de vivienda sólidos.

Las cifras de viviendas coinciden con los datos que muestran que los salarios están creciendo a un ritmo más alto que la inflación y la tasa de desempleo está cerca de un mínimo de 50 años.

“No hay mejor confianza que las personas dispuestas a hacer compromisos de 30 años por una casa”, dijo J.J. Kinahan, director de estrategia de mercado de TD Ameritrade. “Cuando las personas tienen trabajo, están dispuestas a gastar dinero. El sólido mercado de la vivienda es el efecto secundario de un excelente mercado laboral”.

Las bajas tasas de interés hipotecarias están ayudando a convencer a algunos inquilinos, particularmente a millennials más jóvenes que buscan formar familias, a dar el paso y comprar una casa. La tasa promedio para una hipoteca fija a 30 años es ahora de solo 3.69%, según la compañía de financiamiento hipotecario Freddie Mac. Eso es una baja desde aproximadamente 4.5% a principios de 2019 y de un pico multianual de 4.94% registrado hasta noviembre pasado.

El financiamiento también podría volverse más barato si la Fed continúa bajando las tasas de interés, como esperan muchos inversores y economistas. Tasas más bajas podrían presionar incluso más abajo el rendimiento del bono de referencia del Tesoro estadounidense a 10 años, que influye en las tasas hipotecarias.

Los inversores han tomado nota. El fondo cotizado en bolsa S&P Homebuilders, que incluye acciones de los principales constructores y otras compañías con muchos ingresos vinculados al mercado inmobiliario, ha subido un impresionante 38% este año.

Las acciones del gigante minorista de mejoras para el hogar Home Depot también aumentaron un 38% este año, lo que las convierte en la segunda acción con mejor rendimiento en el Dow. Home Depot está solo por detrás de Apple.

Alex Pettee, presidente de Hoya Capital Real Estate, que recientemente lanzó el fondo cotizado en bolsa Hoya Capital Housing, dijo que cree que las preocupaciones sobre la necesidad de que el mercado inmobiliario se enfríe son exageradas, en gran parte debido a lo que ha sucedido con la Fed y las tasas hipotecarias.

“La debilidad que vimos en la vivienda en 2018 se debió a tasas más altas. Así que no me sorprende ver una reaceleración en el mercado este año, aunque ha sucedido un poco más rápido de lo que pensábamos. Pero el año pasado no reflejó un final del ciclo. Fue una desaceleración impulsada por la tasa”, dijo Pettee.

Está alentado por el hecho de que la fortaleza entre los constructores de viviendas se haya filtrado a compañías como Home Depot y su rival Lowe’s, así como a productos de construcción de viviendas y empresas de muebles como la compañía de calefacción y refrigeración Lennox, el fabricante de suministros de plomería Masco y la compañía de pisos Mohawk.

De hecho, Lennox reportó ganancias que fueron lideradas por un aumento del 7% en las ventas de calefacción y refrigeración residenciales y un aumento del 12% en las ganancias. Ambas fueron récords del tercer trimestre, y el presidente y CEO de Lennox, Todd Bluedorn, dijo en una conferencia telefónica con analistas que la empresa se dirigía a los últimos meses del año con un impulso saludable.

“El cuarto trimestre ha tenido un comienzo sólido y esperamos un buen final de año. El mercado residencial continúa luciendo robusto”, dijo Bluedorn.

Por supuesto, el impulso del mercado inmobiliario podría detenerse si la guerra comercial con China comienza a afectar aún más a la economía estadounidense.

Pero, hasta ahora, los consumidores están desdeñando en gran medida la amenaza de más aranceles y otras incertidumbres geopolíticas que ocasionalmente han sacudido a los inversores este año. Continúan comprando casas y productos de mejoras para el hogar para arreglarlas.

FUENTE: www.expansion.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *