Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Sanciones de EE UU a Pdvsa vencen el 27 de julio y Chevron podría salir de Venezuela

La relación de casi un siglo de Chevron con Venezuela podría no sobrevivir a la pelea entre el gobierno de Nicolás Maduro y el de Donald Trump, actual mandatario de Estados Unidos. El consorcio petrolero estadounidense es el último que aún opera en Venezuela y podría verse obligada a irse a menos de que los funcionarios de EE UU extiendan las exenciones de sanciones que expirarán el 27 de julio

“Si Chevron se va, es casi seguro que el país nacionalizará sus activos petroleros”, dijo Muhammed Ghulam, un analista de energía de Raymond James, a la agencia CNN en Español. “Maduro está en una pelea por su país. Necesita todo el dinero y los recursos que pueda obtener”.

Chevron es una de las compañías petroleras privadas líderes en Venezuela, el país que tiene más reservas probadas de petróleo que cualquier otra nación en el planeta. ExxonMobil y ConocoPhillips se fueron hace años, luego de que el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez comenzó a nacionalizar los campos petrolíferos de gestión extranjera.

La transnacional, actualmente, tiene cinco proyectos de producción en tierra y en alta mar en Venezuela con Pdvsa, la compañía petrolera nacional. Incluso estableció su sede latinoamericana en Caracas.

En enero pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso duras sanciones a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en un intento por expulsar a Nicolás Maduro del poder. Dichas sanciones prohibieron a las compañías estadounidenses hacer negocios con la petrolera venezolana.

Sin embargo, el Departamento del Tesoro de EE UU otorgó exenciones de seis meses a Chevron y cinco compañías de servicios petroleros: Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International. Las exenciones, que expirarán el 27 de julio, permiten a las compañías realizar transacciones y actividades con Pdvsa.

“Nuestras operaciones en Venezuela continúan cumpliendo con todas las leyes y regulaciones aplicables”, dijo Chevron en un comunicado a CNN Business.

Chevron se negó a decir si ha solicitado que los funcionarios de Estados Unidos extiendan las exenciones. Si las renuncias caducan y las sanciones de EE UU siguen vigentes, los analistas dijeron que Chevron tendría que suspender sus empresas conjuntas con Pdvsa.

“No hay otra forma de interpretarlo”, dijo Clayton Allen, vicepresidente senior de comercio, políticas y riesgos geopolíticos en los mercados de capitales de altura.

De cumplirse la medida del gobierno de Donald Trump, Chevron se uniría a una larga lista de otras compañías estadounidenses que se han visto obligadas a retirarse de Venezuela.

En 2017, Delta Air Lines y United Airlines suspendieron vuelos a Caracas. General Motors cerró sus operaciones ese mismo año. Ford también suspendió brevemente las operaciones. Pepsi canceló sus negocios en Venezuela en 2015, teniendo una pérdida de 1.400 millones de dólares. Otras compañías estadounidenses que han dejado Venezuela incluyen Colgate, Kimberly Clark, Mondelez y Bridgestone (BRDCY).

Sigue la producción

Sin embargo, Chevron produjo un promedio de 40.000 barriles de petróleo y gas natural en el país durante el primer trimestre de 2019, según los documentos presentados por la SEC. Eso es menos que los 44.000 barriles durante el mismo periodo de 2018, la mayoría de los cuales era petróleo crudo.

“El entorno operativo en Venezuela se ha estado deteriorando durante algún tiempo”, advirtió Chevron en una presentación de mayo.

El pasado mes de abril, la empresa estadounidense Chevron aseguró que no venderá sus activos en Venezuela. La información, fue difundida por su director ejecutivo, Mike Wirth; al decir que la empresa “no saldrá de Venezuela”.

Venezuela representa una porción muy pequeña de la producción total de Chevron, que aumentó a 3 millones de barriles por día en el primer trimestre.

Sin embargo, abandonar Venezuela causaría una pérdida de ganancias y probablemente lleve a la compañía a amortizar al menos una parte del valor de sus activos allí.

A principios de 2018, Halliburton pagó por impuestos adelantados 265 millones de dólares para amortizar la inversión restante de la compañía petrolera en Venezuela.

“Continuamos con nuestras operaciones limitadas en Venezuela”, dijo Halliburton en un documento reciente de la SEC, “y estamos evaluando nuestras operaciones” antes de la finalización del 27 de julio de la exención de sanciones.

Halliburton no quiso hacer más comentarios sobre el asunto. Los representantes de Baker Hughes, Schlumberger y Weatherford también se negaron a hacer comentarios o no fueron accesibles.

Proyectos en Venezuela

En la actualidad, Chevron posee una participación del 39% en una empresa conjunta con Pdvsa que produjo 16.000 barriles por día de petróleo en Boscan Field, que se encuentra en el estado de Zulia.

Chevron también posee participaciones en otras tres empresas conjuntas de producción en tierra, dos de las cuales operan en la Faja del Orinoco de Venezuela.

Entre 2006 y 2016, Chevron dijo que invirtió más de 94 millones de dólares en las áreas que opera en Venezuela, así como en programas culturales nacionales. Esas inversiones incluyen un programa moderno de instrucción de matemáticas y lectura que apoya a 1.000 maestros y casi 10.000 niños en Venezuela.

Si las exenciones de sanciones no se renuevan y Chevron se retira, la esperanza es que la compañía pueda reanudar sus operaciones una vez que mejoren las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela. Sin embargo, los analistas advierten que no sería una tarea fácil.

 

FUENTE: www.panorama.com.ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *