Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Probamos el iPhone 14: una apuesta segura pero con pocas novedades.

El móvil no incorpora ninguna de las grandes innovaciones de los modelos más ambiciosos de Apple.

Tanto el iPhone 12 como el iPhone 13 han sido los superventas de Apple, según la firma de investigación Counterpoint Research. La compañía de Cupertino presentó a principios de septiembre su sucesor: el iPhone 14, un móvil con buenas prestaciones, pero muy similar a su antecesor. A este terminal no han llegado las grandes novedades de los modelos más ambiciosos de la compañía: ni la pantalla siempre encendida, ni el rediseño del clásico notch (la muesca en la parte superior de la pantalla) ni el procesador más potente de Apple. A todo ello se suma el precio: si el iPhone 13 partía de los 909 euros, la versión más barata del iPhone 14 cuesta 1.009 euros.

El gigante de la manzana suele ser bastante continuista con el diseño de sus terminales. El del iPhone 14 es casi idéntico al del iPhone 13. Mientras que mantiene el formato cuadrado con laterales planos, la principal diferencia está en los colores en los que está disponible —azul, púrpura, negro, blanco y rojo—. En mano, el móvil resulta bastante cómodo. Mide 14,6 centímetros de alto, 7,1 de ancho y 0,7 de grosor y pesa 172 gramos. Es, por lo tanto, el iPhone más ligero: el iPhone Plus pesa 203 gramos; el iPhone 14 Pro, 206 gramos; y el iPhone 14 Pro Max, 240 gramos.

La pantalla, de 6,1 pulgadas, se ve nítida y brillante, pero aún mantiene la tasa de refresco de 60 Hz. Este parámetro hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo. Por lo tanto, cuanto más alto sea, más fluida es la experiencia del usuario y más suaves son los desplazamientos entre aplicaciones. Tanto los iPhone Pro como los principales móviles de gama alta de la competencia incorporan tasas de refresco que alcanzan los 120 Hz. La decisión de Apple de no llevar esta tasa al iPhone 14 parece, a priori, difícil de justificar.

Fotografías realistas

Si hay un apartado en el que los iPhone suelen sacar pecho, es en el fotográfico. Apple suele reservar los mejores avances para sus terminales más ambiciosos. De hecho, este año los modelos Pro han dado el salto por primera vez a los 48 megapíxeles. Sin embargo, el iPhone 14, además de una cámara frontal de 12 megapíxeles, mantiene dos sensores traseros —un sensor principal y un ultra gran angular— también de 12 megapíxeles. Algunos usuarios pueden echar en falta un teleobjetivo.

En general, se consiguen fotografías realistas, con un nivel de detalle adecuado y un buen rango dinámico. Aunque se aprecian algunas mejoras, los resultados no son muy diferentes a los que se consiguen con un iPhone 13. Con el gran angular, sería deseable algo más de nitidez en condiciones de baja luminosidad. Por otro lado, es destacable la calidad de los vídeos. Si el iPhone 13 sobresalía por el modo cine, el iPhone 14 estrena el modo acción, que sirve para capturar vídeos fluidos con la mano. Este modo funciona mejor con mucha luz y permite lograr una estabilización mayor incluso cuando la persona que graba se mueve constantemente.

El iPhone 14 no estrena procesador

A diferencia de los iPhone Pro, que estrenan el procesador A16 Bionic, el iPhone 14 mantiene el A15 Bionic del iPhone 13 —aunque ligeramente modificado—. El terminal es compatible con las redes 5G y está disponible en tres versiones: de 128 GB, 256 GB y 512 GB de almacenamiento. Este periódico ha probado el de 512 GB. En general, el rendimiento del móvil es el esperado de un móvil de gama alta en todos los supuestos. Pese a que el procesador A15 Bionic aún cumple bien, apostar por el A16 habría sido un punto fuerte de cara al futuro.

Apple no hace público cuántos mAh tiene la batería de sus móviles. En general, la autonomía del iPhone 14 es suficiente para alcanzar la jornada completa, incluso si se hace un uso intensivo del terminal. Pero, al igual que le ocurre a sus hermanos mayores, el iPhone 14 soporta una carga rápida de 20W, lo que deja a este terminal lejos de las cifras de la competencia. Mientras que algunos móviles pueden cargarse por completo en apenas media hora, en las pruebas realizadas por este periódico el iPhone 14 ha tardado cerca de una hora y media en cargarse.

Entre las novedades de los iPhone 14, destaca la detección de choques. “Cuando tu iPhone detecta un choque automovilístico grave, muestra una alerta y espera 20 segundos para iniciar de forma automática una llamada de emergencia, a menos que la canceles”, señala Apple. Si el usuario no responde a esta alerta, el móvil llamará a los servicios de emergencia y reproducirá un mensaje de audio en el que informará del choque y facilite las coordenadas en las que se ha producido el accidente.

 

ISABELRUBIO/ elpais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *