Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Los móviles que se doblan para entrar en el bolsillo.

Los ‘smartphones’ plegables destacan por un diseño único en el mercado. Pantallas de un cristal más fino que el pelo de un humano pueden cerrarse por la mitad o abrirse y permitir usar varias aplicaciones a la vez

Hace unos años los smartphones flexibles no eran más que promesas futuristas que lanzaban algunos fabricantes. Hasta que Samsung las hizo realidad. En 2019 se convirtió en el primer gigante tecnológico en lanzar al mercado un móvil plegable tan real como funcional, el Galaxy Z Fold.

Si por algo destacaba era por su diseño. Su gran pantalla podía doblarse y abrirse una y otra vez. Desde entonces, la marca coreana no ha parado de innovar. Un año más tarde llegarían el Galaxy Z Flip, un móvil que adopta el clásico formato de concha y que plegado cabe hasta en el bolsillo de un vaquero ajustado, y el Galaxy Z Fold2. La pantalla de este último dispositivo está compuesta por un cristal capaz de doblarse que, según Samsung, es “más fino que el pelo de un humano”.

Para algunos usuarios el diseño es una característica fundamental a la hora de decantarse por un smartphone. “El 41% reconoce que este factor fue una de las características principales para decidir su compra”, afirma Miguel Ángel Ruiz, Head of Brand & Innovation de Samsung España, apoyándose en un estudio que realizó la marca. “Además, el 43% de estos usuarios considera que la tecnología flexible es el futuro de la movilidad tecnológica”, añade. Precisamente, la estética es lo que convierte tanto al Galaxy Z Flip como al Galaxy Z Fold2 en dos modelos exclusivos que acaparan todas las miradas.

La mayor pantalla en un móvil de Samsung

En la próxima década, los teléfonos plegables serán los que más rápido crecerán dentro de la gama alta, afirma la consultora Strategy Analytics. La compañía vaticina que en 2025 se habrán vendido más de 100 millones de móviles flexibles y Samsung estará entre las compañías que “lideren el camino”.La pantalla plegable permite que podamos tener más espacio para la visualización sin que ello penalice el peso ni el tamaño que ocupa cuando no lo usamos

Los smartphones han evolucionado a pasos agigantados en la última década. Cuentan con diseños más atractivos, mejores cámaras, más batería y pantallas más grandes y de mejor calidad. “Llamarlos simplemente teléfonos hoy en día casi no tiene sentido”, indica Fernando Suárez, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingeniería en Informática (CCII). Las llamadas son solo una de sus múltiples funciones. Los usuarios “cada vez hacen un uso mayor de aplicaciones móviles, navegación web o consumo multimedia”. Demandan, por lo tanto, mejoras en cuanto al tamaño y la calidad de pantalla “sin que ello suponga que las dimensiones del dispositivo lo hagan inmanejable o incómodo para llevar en el bolsillo”.

El terminal se puede usar tanto plegado como abierto. Sus grandes dimensiones lo convierten en un dispositivo idóneo para leer, visualizar vídeos, navegar por internet, realizar fotografías, consultar la galería o usar varias aplicaciones a la vez. Porque, si por algo se caracterizan estos móviles, es porque facilitan la multitarea. El usuario puede visualizar un vídeo en YouTube mientras revisa el calendario y contesta un WhatsApp. Los teléfonos con grandes pantallas mejoran además la experiencia al usar el correo electrónico, según Suárez: “La facilidad de tecleo y visualización de modo simultáneo se incrementa de forma significativa”.

Samsung Galaxy Z Flip: el móvil para hacer videollamadas con las manos libres

El 79% de usuarios del Galaxy Z Flip destaca “lo elegante de su diseño y confort”, Son dos formatos muy diferentes creados para responder a diferentes necesidades. Entre los puntos fuertes del Z Flip, está que se puede guardar prácticamente en cualquier lugar y que, apoyado en cualquier superficie, sirve para realizar videollamadas con las manos libres. Esta evolución es posible gracias a la pantalla plegable, que permite que el terminal se sostenga solo, ofreciendo al usuario una experiencia más cómoda.

El terminal, disponible en color gris o bronce, se mantiene abierto en distintos ángulos como si se tratara de un ordenador portátil. Una de las funciones más llamativas es su modo de pantalla dividida, que permite usar ambas mitades de forma independiente.

Para garantizar una experiencia positiva, los gigantes tecnológicos cuidan hasta el último detalle del diseño de estos smartphones. “Son teléfonos muy atractivos por las funcionalidades que aportan, mantienen una alta usabilidad incluso para gente con manos pequeñas”, comenta Suárez. Cada detalle del sistema de plegado es importante, ya que la bisagra constituye la columna vertebral del dispositivo. Suárez considera que, en el caso de los teléfonos de Samsung.

Diseñar un sistema de plegado conlleva múltiples desafíos: desde cómo conseguir que sea estable sin hacer que el smartphone sea demasiado grueso a cómo evitar que pequeñas partículas como el polvo y la arena se cuelen en el espacio entre la bisagra y la pantalla. Los ingenieros de Samsung han desarrollado una tecnología denominada hideaway hinge o bisagra oculta que utiliza fibras de nailon cortadas a una altura micrométrica para repeler la suciedad y el polvo.

Además de para visualizar contenido multimedia o realizar videollamadas, el Z Fold 2 también puede resultar útil para los gamers. “Para los jugadores online, es una alternativa versátil que les ofrece un máximo control de juego”, afirma Suárez. Algunos títulos requieren que los usuarios accedan a walkthroughs —guías que indican paso a paso todas las acciones que se deben llevar a cabo en un videojuego— o a información sobre los personajes, mapas, objetos o puzzles. En estos casos, terminales como el Galaxy Z Fold2 incluso pueden ser utilizados como pantalla secundaria mientras se juega con el ordenador.

ELPAIS.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *