Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Inmuebles bajan 50% su costo por apagones

Como burbuja tras un pinchazo reaccionó el mercado inmobiliario del Zulia a consecuencia de los apagones, recurrentes desde marzo y que tienen paralizado el movimiento comercial de la región, lo que bajó un 50% la cotización de los bienes inmuebles en el mercado zuliano. Así, el estado pasó del “efecto esperanza” al lamentable “efecto oscuridad”.

Las constantes fallas en el servicio eléctrico, que arreciaron en el estado después del apagón nacional del 7-M, “frenaron” el impulso que tomó este sector entre enero y febrero, motivado a lo que los operadores del mercado inmobiliario llaman “efecto esperanza” por un cambio político después del 23 de enero, cuando, paradójicamente, atizó la confrontación política.

En ese entonces, entre un 30% y 40%  de propietarios había desistido de vender sus propiedades, reconsiderando la idea de  irse del país, de regresarse del exterior o por la mera idea de que su inmueble pudiera retomar el valor real.

Este último punto, parecía viable a mediano plazo, pues expertos en el ramo opinaban que los bienes raíces podían tomar un poco el valor, mas no el valor real de inmediato, mejorando su precio un 20% o 30%.

El vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria del Zulia (Ciz), Bruno Angelini, señaló que “el negocio del inmueble tuvo un repunte pero con los problemas eléctricos ha decaído mucho”. Así, estimó que en Maracaibo los bienes inmuebles “a nivel de precios, pudieron haber bajado un 50%, si no es más” y destacó que “hay muchos factores que implican esta caída”.

“No solamente la falta del servicio eléctrico influye en la baja, sino el funcionamiento de los entes públicos, que no están trabajando en horarios normales, como las notarías y los registros, entonces cuando tienes todos esos inconvenientes para hacer un cierre de una venta o una compra de un inmueble, el precio cae; porque hay muchos obstáculos, ya no es solamente la situación económica del país sino un obstáculo más que es la crisis eléctrica”, explicó el también titular de la empresa constructora Angelini.

Alejandra Vargas emprendió la venta de su apartamento de 200 metros cuadrados, en el sector Tierra Negra, para comprar uno más modesto. Habiendo encontrado comprador para su apartamento, logró concretar el papeleo a finales de febrero, y justo la primera semana de marzo, consiguió el departamento que buscaba: de 90 metros y ubicado en la zona norte de Maracaibo.

La compra comenzó a tomar forma el lunes 4 de marzo, habiendo cancelado un porcentaje del inmueble para asegurar su adquisición. Pero lo que no estaba en los planes de la mujer de 48 años, era que un apagón nacional sería el primero de los muchos impedimentos que vendrían para materializar su tan anhelada mudanza.

Todo se retrasó por mes y medio, contó la mujer. “Desde la entrega de mi apartamento y la mudanza de mis muebles y pertenencias, hasta el papeleo. Primero, el país paralizado, luego el estado quedó en una parálisis total que atenúa de vez en vez. Ha sido muy difícil, apenas esta semana logramos firmar el documento, después de tanto tiempo esperando”, expresó Vargas.

A esto, el vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria regional, añadió que “somos el último eslabón de la cadena de recuperación económica del país, y no solo eso, también en la restitución del servicio eléctrico”, con lo que infirió que el repunte del mercado inmobiliario requerirá de mayor esfuerzo que el empleado para el resto del país.

Desde la perspectiva del presidente de la agencia Inmueble Fácil, Héctor Alcalá, “desde el 23 de enero hubo un significativo cambio en el sector, condicionado por la esperanza de una mejora en la economía, que fue acompañada de la  confianza de que el mercado comenzaría a responder de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda”.

“En ese momento se estimó que el que el precio de los inmuebles, el cual según los  indicadores económicos está por debajo del 70% de su valor real, repuntaría en un plazo breve. Esto transformó al mercado, que pasó súbitamente de un mercado de compradores a uno de vendedores, impactando  fuertemente el sector, disminuyendo la oferta de propiedades en más del 40%”, rememoró Alcalá.

Pero superado el fenómeno de “delay” o “stand by”, el agente de bienes raíces señaló que la realidad actual es otra, pues  a raíz del primer apagón general “se derrumbó como un castillo de naipes la esperanza”. Este efecto, explicó Alcalá, “motivó a muchos propietarios a retomar la puesta en venta de sus propiedades, incluso bajar los precios para hacerlos competitivos, lo cual genero un incrementó la oferta y una disminución de la demanda”.

En medio de esta situación, el presidente de Inmueble Fácil lamentó que su gremio se esté convirtiendo “en un sector de negocios instantáneos, donde triunfa quién  responda con mayor rapidez a las exigencias de las nuevas circunstancias, donde  quedaron atrás todos los aprendizajes que recibimos en las universidades, una realidad donde la planificación ha sido sustituida  por  una cadena de improvisaciones”.

La asesora de bienes raíces Michelle Lozano, con más de 7 años de experiencia en el mercado, afirmó que los costos de los inmuebles decayeron drásticamente, “hay un mínimo porcentaje de personas que quieren seguir con el negocio del inmueble”.

“Hay personas que están vendiendo sus inmuebles, todos los bienes que tienen para escapar de la crisis. Pero están colocándolos a precios muy alejados de la realidad, cotizándolos muy por debajo del mercado”, advirtió Lozano.

Pero en medio de la crisis, aseguró Lozano, “todavía hay gente comprando”. “Hubo una señora que adquirió un apartamento, a su vez la dueña de ese espacio compró una casa y la propietaria de la casa, se mudó a una villa. No es que se está dejando de vender, pues quienes tienen esperanza de que Venezuela mejore, siempre están buscando la manera de vivir mejor”, sentenció.

“Hay quienes buscan más comodidades, como vivir en una villa cerrada, donde puedan colocar sus plantas eléctricas, donde puedan tener sus propios tanques de agua, para mejorar la calidad de vida en medio de la crisis”, agregó la agente inmobiliaria.

FUENTE: www.panorama.com.ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *