Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

El milagro económico e inmobiliario de Portugal

Cinco años después de la salida de la ‘troika’ de Portugal, el país vive una especie de milagro económico. No sólo ha logrado salir de una crisis que asoló el mercado luso sino también ha registrado un fuerte crecimiento de la economía. Los indicadores han llevado incluso al Ejecutivo socialista de António Costa a proclamar el fin de la austeridad y al ministro Mário Centeno a ser considerado el “Ronaldp de las finanzas”.

Los datos son alentadores: la tasa de desempleo está alcanzando mínimos históricos, el déficit se fijó en el 0,5% en 2018, el mejor de la democracia portuguesa y la señal de que el país “ha ganado la apuesta de la credibilidad”, y el producto interno bruto (PIB) creció el 1,8% en los primeros tres meses del año. Las agencias de calificación han mejorado el ‘rating’ de Portugal – el último fue Fitch que subió la perspectiva a “positiva” – que le permite tener acceso a mejores condiciones de financiación y varios organismos internacionales apoyan los objetivos de crecimiento anunciadas por el Gobierno portugués.

La política llevada a cabo por este Gobierno ha cambiado frente al anterior Ejecutivo. Una estrategia centrada en aumentar los ingresos disponibles de los portugueses, una condición esencial para aliviar la ‘asfixia’ económica y para mejorar las expectativas de las empresas con una mayor demanda, determinante para la inversión y creación de puestos de trabajo.

El fortalecimiento de las ventajas fiscales a los ciudadanos extranjeros fue la fórmula encontrada por el gobierno socialista António Costa para atraer más inversiones a Portugal y, por lo tanto, más ingresos.

El foco recae sobre el sector inmobiliario y los programas para este sector, que arrancaron durante el período de ayuda financiera con el anterior ejecutivo PDS-CDS, se mantiene hasta los días de hoy.

De acuerdo con los últimos datos divulgados por la Autoridad Tributaria y Aduanera, sólo en 2017 se concedieron casi 500 millones de euros en beneficios fiscales a los residentes no habituales, rondando casi el 50% de las exenciones aplicadas.

La verdad es que los programas tales como el Permiso de Residencia para la Actividad de Inversión – comúnmente llamada la ‘Golden’ Visa – y el Régimen Fiscal para Residentes no Habituales (RNH) han dado un impulso a la inversión extranjera en el mercado inmobiliario portugués y han funcionado como un verdadero motor de ingresos fiscales para el Estado.

El presidente de APEMIP hace un balance positivo de este tipo de programas para idealista/news Portugal. “El período de la ‘troika’ fue muy difícil para el inmobiliario. La creación de programas como la RNH o la ‘Golden’ Visa han permitido dar algo de aliento a las empresas. Estos programas han tenido una gran importancia para colocar a Portugal en la ruta de la inversión inmobiliaria extranjera, que hasta entonces era muy residual y concentrada en la región del Algarve. Sin lugar a duda, fueron la bomba de oxígeno que el sector necesitaba, después del período de crisis y estancamiento que estaba atravesando “, asegura Luís Lima.

El mercado señala que este segmento de nuevas inversiones ronda del orden de un 80% en las nuevas inversiones que se realizan a nivel inmobiliario. Desde que el programa entró en vigor en Portugal, en octubre de 2012 hasta enero de este año, fueron concedidas cerca de 7.000 permisos de residencia, 4.000 de ellos de ciudadanos chinos, de acuerdo con el SEF.
Razones para hablar de éxito

A través de este programa se inyectaron en las arcas portuguesas 4.335 millones de euros, de los cuales unos 3.928 millones provienen de la adquisición de bienes raíces, y poco más de 400 millones procedentes de transferencias de capital.

Por todo esto, el presidente de APEMIP no tiene dudas: “El sector inmobiliario y el turismo han sido el oro y el petróleo de Portugal”, algo que se argumenta que con cuentas simples: en Portugal han entrado unos 15.000 millones de euros como consecuencia del régimen de residentes no habituales y la ‘Golden’ Visa.

Las medidas son aplaudidas también por el manager de XTB, Tomás Cunha, al considerar que “es completamente racional mantener el actual programa de las Visas Oro”. Una opinión compartida por Raquel Roque, socia de CRS Abogados al destacar el “mérito” de estos tipos de programas frente al encaje financiero del Estado.

El economista de Informação de Mercados Financeiros (IMF), Felipe García, aseguró que, desde el punto de vista meramente presupuestario, estas medidas tienen un impacto relativamente limitado, a pesar de admitir que han tenido un impacto relevante en la economía, muchos de ellos positivos. Sin embargo, dice que “es un tema político, porque las ventajas económicas son evidentes, pero deben ser ponderadas, por ejemplo, por la diferencia de trato frente a los residentes habituales”.

Por otro lado, se destaca el programa de las RNH. Creado hace 10 años, ha sido la fuerza impulsora de la inversión en bienes raíces en Portugal en los últimos años, atrayendo principalmente a franceses, pero también a muchos ciudadanos de países nórdicos, por ejemplo.

Desde la compra individual hasta la promoción de proyectos residenciales, oficinas, turísticos y otros activos como residencias universitarias o de mayores, o tiendas -, el dinero galo, fomentado por beneficios fiscales, ha sido un propulsor del inmobiliario, en particular, y de la economía en general, generando más empleo e ingresos fiscales.
El contrapunto a los beneficios para el sector residencial

Por otro lado, pese a este aumento de la demanda por parte de los inversores, tanto internacionales como nacionales, que ha llevado a ganancias al Estado y al sector privado, hay un efecto que Luís Lima considera negativo y que hay que acotar para no comprometer todo el éxito: la subida de precios de las casas.

Para el responsable de los mediadores inmobiliarios, la explicación es simple: “No sólo la oferta disponible empieza a ser completamente inadecuada a la demanda existente, como que los precios practicados son absolutamente prohibitivos para la clase media/media baja”, apunta Luís Lima, añadiendo también que “incluso para una clase más alta, los precios altos empiezan a retraer a los compradores potenciales, que sienten que el mercado está demasiado caliente, aplazando así las operaciones, por lo que la tendencia natural será la de un mantenimiento de los precios ahora practicados”.

Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman el aumento de los valores de las propiedades en Portugal. La media de precios aumentó a 996 euros por metro cuadrado (m2) en los primeros cuatro meses del año, más el 1,2% frente al trimestre anterior y el 6,9% en comparación con igual período del año pasado.

Sin embargo, hay distritos en la capital donde el precio por metro cuadrado llega a superar los 4.000 euros/m2. Es el caso de San Antonio (4.568 euros/m2) – que incluye la Avenida da Liberdade -, Santa María Mayor (4.297/m2) – donde se incluye el barrio de Chiado – y Misericordia (4.126 euros/m2), que abarca la zona del Barrio Alto.

Oporto no se queda atrás. Los datos del INE revelan que “por primera vez desde el primer trimestre de 2016, los valores medianos de venta de los siete distritos de la ciudad del norte de Portugal se situaron por encima de 1.000 euros/m2, siendo el valor más alto los 2.289 euros/m2 de las zonas de Aldoar, Foz do Douro y Nevogilde.

 

FUENTE: www.tusmetros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *