Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

¿Cuánto durará la inflación? La respuesta está en el pasado.

El adjetivo favorito de la Reserva Federal relacionado con la inflación solía ser transitorio, como en: La inflación es transitoria y los aumentos de precios deberían ser temporales.

Ese ya no es el caso. Las tasas de inflación han aumentado considerablemente desde agosto de 2021 y han estado fuera del rango normal de 2% a 4% durante todo un año. El Índice de Precios al Consumidor subió un 8,5% para el año que terminó en marzo, una tasa que no se había visto desde diciembre de 1981.

Así que el banco central ha roto con lo “transitorio” y ha puesto sus ojos en un nuevo término modificador de la inflación: afianzado.

“Es nuestro trabajo asegurarnos de que la inflación de esa alta naturaleza desagradable no se afiance en la economía”, dijo el miércoles pasado el presidente de la Fed, Jerome Powell, justo después de anunciar un aumento de medio punto porcentual de la tasa de interés para combatir la inflación.

  • La Reserva Federal sube las tasas de interés medio punto porcentual, en una decisión histórica

No está claro cómo se ve exactamente la inflación afianzada o cómo sabremos si la hemos alcanzado. La Fed ha dado muy poca orientación en general sobre cuánto tiempo predicen que tomará para que sus aumentos de interés reduzcan la inflación. “Es un entorno muy difícil tratar de dar una guía a futuro con 60 o 90 días de anticipación”, dijo Powell la semana pasada. “Hay tantas cosas que pueden suceder en la economía y en todo el mundo”.

No hay nada que los inversores odien más que la incertidumbre y, a medida que el aumento de las tasas golpea a los mercados estadounidenses, quieren más orientación. Los estadounidenses, que se han visto muy afectados por el aumento de los precios de la gasolina y los alimentos, también quieren saber cuándo finalmente podrán sentir algo de alivio, especialmente si las subidas de la Fed corren el riesgo de arrastrar a la economía a una recesión.

Una mirada al pasado

Mirar al pasado podría ofrecer una idea: aunque los precios se han mantenido relativamente estables durante las últimas cuatro décadas, las grandes oscilaciones no eran infrecuentes antes de principios de la década de 1980.

La historia (y los datos de la Reserva Federal) muestran que el impulsor de la inflación es importante para predecir cuándo las tasas finalmente disminuirán: los precios crecieron a tasas muy rápidas durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial como resultado de las limitaciones de la guerra, pero volvieron a caer en tiempos de paz.

En la década de 1970, Estados Unidos experimentó su período más largo de aumento de la inflación. El presidente Richard Nixon eliminó el dólar del patrón oro y dos aumentos en los precios del petróleo impulsaron las tasas de inflación al 12,3% a fines de 1974. La Fed comenzó a practicar una política monetaria intermitente, elevando las tasas de referencia hasta un 16% y luego las redujo de nuevo rápidamente, lo que condujo a un ciclo en el que el aumento de las tasas de interés no se mantuvo durante el tiempo suficiente para acabar con la inflación o aumentar el crecimiento.

  • No entren en pánico: la recesión podría estar a la vuelta de la esquina

A fines de la década de 1970, el presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker, asumió el control y puso fin a esa política. Elevó las tasas y las mantuvo altas hasta que bajó la inflación, lo que llevó a Estados Unidos a la recesión (la segunda de la década), pero finalmente redujo permanentemente las tasas de inflación, donde se mantuvieron durante los siguientes 40 años.

“Tengo una gran admiración por [Volcker]”, dijo Powell la semana pasada, cuando se le preguntó acerca de sus cambios de política. “Tuvo el coraje de hacer lo que pensó que era lo correcto”.

Una mirada al futuro

Entonces, ¿tomará casi 20 años y dos recesiones para que volvamos a la normalidad? Powell ciertamente no lo cree así. La economía es sólida y los datos de desempleo no se parecen en nada a los de la década de 1970, dijo Powell. Muchos creen que ya hemos alcanzado un pico inflacionario y que las cifras comienzan a aplanarse.

Los analistas a menudo hablan de los temores de la estanflación de la década de 1970 y comparan nuestras situaciones actuales, pero la inflación actual es causada por una combinación de crisis global, interrupciones en la cadena de suministro y crecimiento en la demanda de los consumidores después de que los confinamientos por el covid-19 paralizaron la economía.

“El período inflacionario posterior a la Segunda Guerra Mundial es probablemente una mejor comparación de la situación económica actual que la década de 1970 y sugiere que la inflación podría disminuir rápidamente una vez que las cadenas de suministro estén completamente en línea y la demanda reprimida se nivele”, escribió el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca en un artículo oficial reciente.

Aún así, a medida que el crecimiento se desacelera y los mercados caen, las dos frases (estanflación e inflación rígida) se utilizan con mayor frecuencia.

Algunos inversores piensan que la respuesta está en el medio.

“Esperamos que la inflación de Estados Unidos se desacelere en los próximos dos años, pero el progreso será muy desigual”, escribieron los analistas de Bank Of America recientemente. “Hay evidencia tentativa de una disminución de los desafíos de la cadena de suministro y esperamos un proceso de ‘dos ​​pasos adelante, un paso atrás’ en el próximo año”. Pero esta no será una lucha de una década, predicen. Los precios deberían comenzar a disminuir para 2023.

 

 

 

Por Nicole Goodkind   /   cnnespañol.cnn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *