Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Casa Equis: un prisma excavado sobre el desierto.

Diseñar una casa en un entorno desértico como el de la costa peruana, supone adentrarse en la aridez de la zona sin perder de vista el bienestar humano. En ese espíritu fue concebida la Casa Equis, una de las casas que ha diseñado la firma arquitectónica Barclay & Crousse en ese espectacular escenario.

El estudio Barclay & Crousse fue fundado en París, en 1994, por los arquitectos peruanos Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse. Desde el año 2006, tiene su sede en Lima, Perú, y su experiencia en el país andino ha sido reconocida por el Premio Oscar Niemeyer, así como en varias bienales internacionales de arquitectura.

Casa Equis no es la excepción. Este proyecto estuvo nominado al Mies Crown Hall Americas Award, obtuvo el accésit a la mejor obra construida en la IV Bienal Iberoamericana de Arquitectura, en Lima; fue recomendada en el Premio a la Arquitectura Emergente, Reino Unido, entre otros reconocimientos.

La belleza de la Casa Equis

En un rincón de Cañete, en la playa La Escondida, se levanta la Casa Equis, construida en el año 2003. Esta vivienda se encuentra ubicada en una franja larga y delgada del desierto peruano, entre la Cordillera de los Andes y el océano Pacífico.

A pesar de que el desierto peruano es uno de los más áridos del mundo, sus temperaturas no son extremas, ya que oscilan entre un mínimo de 14° C y un máximo de 29° C en verano. La agreste geografía de la costa y ese clima constante, dieron la pauta para la conceptualización en forma de prisma que tiene la Casa Equis.

A partir de este volumen abstracto y simple, se fueron abriendo los espacios, lo que permitió la fusión del ambiente exterior con el interior de la vivienda de 174 metros cuadrados de construcción. La  vivienda  funciona  como  un  borde definido en el desierto, pero permeado por el cielo y el océano.

Casa Equis piscina

El color ocre de sus paredes remite a las arenas que la rodean. Esto solo, permite la fusión con el entorno. Igualmente, sirve para que la casa no envejezca con el paso del tiempo. Combinado con el fucsia, también hace referencia a las viviendas precolombinas de esta región andina.

El patio de acceso hacia el interior de la Casa Equis se extiende hacia una gran terraza, que a su vez se integra con el océano por una piscina larga, estrecha y suspendida.

Los límites entre el espacio del estar/comedor y la terraza se borran mediante paneles de vidrio sin marco, que se deslizan en función de los usos que se le da a la estancia.

Una escalera abierta sobre el relieve de la costa conduce hacia la elevación este, donde está el dormitorio principal. A este espacio se llega pasando por debajo de la piscina suspendida. Mientras que al dormitorio de los niños se llega a través de un patio cubierto por la terraza.

La Casa Equis es una de las muchas increíbles viviendas que la arquitectura latinoamericana ha dejado a lo ancho del continente, para demostrar su genio creador.

BLOG.INMOBILIA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *