Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

Así funciona el nuevo mercado negro en Internet: la mitad de las reseñas son falsas.

Cada año se visualizan 4 billones de reseñas que afectan a las compras.

Amazon ha presentado ya denuncias por esta práctica fraudulenta.

 

Al día se ven 450 millones de reseñas.Cuatro billones al año. De estas, casi el 55% son falsas. Esto es un problema ya que puede llegar a influir en nueve de cada diez usuarios a la hora comprar o no un producto. Así, si estas reseñas son positivas pueden favorecer las ventas, que llegarían a incrementarse, aproximadamente, en un 270%.

No cabe duda de que el comercio electrónico ha aumentado considerablemente a raíz de la pandemia. Pero esto tiene puntos positivos y negativos. “Las reseñas falsas son el nuevo mercado negro que se mueve por Internet. Ha surgido por la alta demanda y por las necesidades”, asegura la consejera delegada de NoFakes, Patricia Matey. A lo que añade, “todos somos vulnerables ante las reseñas falsas y esa es la gracia”.

Pueden ser grupos criminales organizados como fue el caso de Mallorca, donde se desmanteló una red mundial, o simples individuos que actúan por su propia cuenta. “Tú entras en Facebook, buscas reseñas falsas y te saldrán grupos privados donde se hace comercio con las famosas estrellitas. En este grupo está el vendedor, que pide que se compre su producto y ponga reseñas favorecedoras. Nadie da nada gratis, así que a cambio el vendedor les debe devolver el dinero por PayPal. Lo hacen así porque no deja rastro”, confirma Enrique Bernad, especialista de Amazon y jefe de equipo de Retail & Market en Rocket Digital.

Competencia desleal

Las reseñas positivas ayudan a posicionar un producto, pero también existe el caso contrario. Se dan situaciones de compra de reseñas negativas para hundir al contrario. Esto es un práctica de competencia desleal. Además, existen otros casos como la compra de todo el stock, poner una reseña negativa y después devolver el producto. “De este modo, el competidor se asegura de que el producto desaparezca de entre los más buscados, y así posicionar el suyo”, confirma Bernad.

Dentro de las falsificación de reseñas existen categorías. Por ejemplo, “los aparatos tecnológicos, los hoteles o restaurantes, y aquellos que son difíciles de devolver, tienden a ser los más propensos a sufrir este tipo prácticas”, dice Matey.

Al final este problema no afecta solo al usuario, sino que también daña la imagen del comercio electrónico. Amazon ha sido la primera compañía en denunciar esta práctica fraudulenta a raíz de la aprobación de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios el 28 de mayo de 2022. Según esta nueva normativa, las empresas deben validar las reseñas de sus productos y evitar estás prácticas fraudulentas.

Meta y Amazon han iniciado una campaña contra 10.000 grupos dedicados a la compra y venta de reseñas falsas.

Pero, ¿qué pasa si una compañía no valida sus reseñas? Google ha tomado la decisión de validarlas todas. No obstante, las empresas que no lo hagan, aparte de afrontar multas de hasta 100.000 euros, “se enfrentarían a una pérdida de reputación, sumado a una falta de credibilidad y pérdida de posicionamiento” confirma la consejero delegada desde NoFakes.

“Se estima que Amazon recibe dos billones de reseñas anuales. Algo que no es de extrañar cuando tiene 180 millones de compradores registrados. Aunque Amazon no ha dado la cifra concreta”, anuncia Bernad.

El grupo ha tomado cartas en el asunto de las reseñas falsas. 600 empresas se han quedado sin cuenta en Amazon. Además, Meta compañía con la que se ha aliado- ha iniciado una campaña contra 10.000 grupos dedicados a la compra y venta de reseñas falsas. El gigante del comercio electrónico ha interpuesto diez demandas en Estados Unidos y dos Europa una en España y otra en Italia.

Fomentar las reseñas

Ante una reseña positiva, el algoritmo de la compañía lo sitúa en las primeras posiciones. Además, por cada venta Amazon se lleva una comisión. En el caso contrario, la política es clara. Solo uno de cada 100 pedidos puede salir mal, en el momento en el que se supera la barrera del 1%, Amazon puede o pedir explicaciones o bloquear la cuenta. “La empresa tiene 12.000 personas dedicadas única y exclusivamente a detectar las reseñas falsas”, asegura el experto en Amazon.  También es capaz de distinguir las palabras que se repiten o las que tienen características similares.

A la hora de poner reservas, las compañías tienen varias formas. En dos de ellas Amazon saca beneficio. Con el método Vine, la empresa envía paquetes gratuitos a determinador consumidores elegidos por la empresas- para poner reseñas.

 

MARÍA GARCÍA JUÁREZ /eleconomista.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *