Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

8 consejos para aprovechar la industria tecnológica: el año que la consolidará como aliada del negocio.

  1. Es el momento de afianzar la transformación digital.

La adopción de la nube y de la inteligencia artificial se presenta como el mejor camino para establecer una nueva forma de pensar y potenciar las estrategias de negocios. No solo para la automatización de procesos, sino también para modernizar la infraestructura y gestionar datos

Para esto se requerirán líderes que sean flexibles, se adapten y que tomen en cuenta estos tres aspectos. Primero, poner al cliente en el centro de todo y preguntarse ¿cómo ser relevante, útil y de ayuda? Segundo, mejorar la experiencia del usuario, que exige experiencias digitales sencillas y sin fricciones. Y, tercero, integrar los datos de los distintos sectores de la empresa y analizarlos en tiempo real para que se conviertan en un activo estratégico empresarial que permita la innovación y crecer.

  1. Campañas locales para protegerse de ciberataques.

No vemos un gran cambio en la primera mitad del año con respecto a la pandemia y la forma de operar de las empresas. Por ende, las soluciones que traigan eficiencia operativa –como la tecnología en la nube– van a ser relevantes.

Sin embargo, para el 2021 prevemos ataques de ransomware dirigidos desarrollados en la región y la continuidad de ataques financieros como los que vivimos el año pasado.

Como se mencionó anteriormente, esperamos que tengamos más campañas locales en América Latina en esta materia, y la mejor manera de protegerse contra este ataque es la prevención, que incluye, de manera más urgente, la correcta configuración de acceso remoto de los empleados que trabajan desde casa; capacitación para todos los miembros de la fuerza laboral para evitar ciberincidentes; revisar todas las actualizaciones de software para aplicar correcciones de seguridad y la adopción de soluciones.

  1. El principal riesgo es no sacar provecho de la tecnología.

Nuestra labor es la concienciación sobre la necesidad de una movilidad urbana más sostenible, y la tecnología es nuestra principal aliada para lograrlo.

Esto toma mucho más valor en la coyuntura actual, donde el cambio es acelerado y la necesidad de crear valor se vuelve vital para seguir en el juego e inclusive capitalizar ventanas nuevas y crecer.

Tomamos decisiones rápidas para probar nuevas alternativas, validarlas y escalarlas con riesgos controlados. Se debe mantener y cuestionar el statu quo con la innovación y el desarrollo tecnológico. El usuario es cada vez más sofisticado, selectivo e informado.

El principal riesgo que enfrentan los negocios este año es no sacar provecho de la tecnología para proponer opciones disruptivas que les faciliten la vida a las personas. es  conocer el “qué necesitan/quieren” los usuarios y, con ello, crear soluciones de valor utilizando la tecnología y eficiencia que estas permiten. Nuestro principal reto es seguir innovando y evolucionando para ofrecer un futuro con nuevas posibilidades de movilidad.

  1. Las áreas tecnológicas deben convertirse en aliados.

Durante la pandemia, los hábitos han cambiado con el crecimiento del comercio electrónico y la digitalización. Entonces, tenemos un consumidor que, como mínimo, vive en un escenario pensado para el 2024 y la obligación de las organizaciones es poder adaptarse e impregnarse de esas experiencias.

Así, las áreas de tecnología de las empresas deben convertirse ahora en los aliados estratégicos del negocio, quienes brinden las soluciones y desarrollen las experiencias acordes a las expectativas.

  1. La nube será fundamental para mantener el negocio.

Las dos tendencias más importantes que vemos en todos nuestros clientes son la masificación del comercio electrónico como nuevo canal fundamental de ventas; y la aceleración de la adopción de la nube como plataforma tecnológica habilitante de una fuerza de trabajo distribuida.

La aceleración de la nube y del comercio electrónico trae consigo la necesidad de reforzar la ciberseguridad y la protección de datos. Generar confianza en los clientes y usuarios de las plataformas electrónicas de que sus datos serán protegidos y usados de manera correcta es fundamental para garantizar una operación estable que permita retomar el camino del crecimiento.

  1. La virtualidad llegó para quedarse.

La virtualidad llegó para quedarse y ha demostrado que puede ser una herramienta más en la búsqueda de aprendizajes efectivos.

La vuelta a la normalidad será a una nueva normalidad, en la que se combinará el aprendizaje presencial con el no presencial. De otro lado, la velocidad del cambio se acelerará. Esto obligará a aprender y a aprender nuevamente. Las instituciones educativas tendrán que repensar para poder acompañar a la fuerza laboral en este nuevo entorno.

La amenaza más importante también es la oportunidad más importante. El monopolio geográfico se ha roto en muchas actividades. Los proveedores pueden estar en cualquier lugar del mundo. Ahora, hay nuevos competidores y nuevos mercados. Por eso, se requerirá ser competitivos globalmente.

  1. Uno de los grandes desafíos será el refuerzo de la protección de data.

El 2021 se perfila como un buen año para el crecimiento de negocios digitales. Las empresas, en especial las del sector tecnológico, deben asegurar su desarrollo en el mundo online, sin embargo, para aquellos que aún no han dado el salto a lo digital, es necesario que lo hagan, de lo contrario pueden perder muchas oportunidades. Creemos que es primordial implementar estrategias para llegar de forma correcta a los clientes, las cuales deben abarcar temas de omnicanalidad, marketing, alianzas estratégicas, entre otros.

Uno de los grandes desafíos para las industrias y organizaciones será el refuerzo de la protección de data, pues, a medida que el mundo digital ha tomado mayor relevancia, surgió un riesgo potencial en temas de ciberseguridad. Existen muchos casos de empresas que se vieron afectadas económicamente por perder data privada de los usuarios.

  1. Serán claves las tecnologías avanzadas.

Debemos ayudar a nuestras organizaciones a adaptarse al cambio de forma rápida y eficaz, generar cambios disruptivos para acercarse a sus consumidores y promover una cadena de valor basada en la eficiencia y agilidad de las operaciones, así como una mejora en ámbito comercial.

Para ello serán claves las tecnologías avanzadas, como Hiperautomatización, Inteligencia Artificial o arquitecturas Cloud, por los ahorros, eficiencias en calidad e información al momento que se puede sacar de ellas. La pandemia nos hizo recurrir al Big Data para analizar un volumen inmenso de datos sobre el COVID-19 y tomar decisiones en salud pública. Lo mismo ocurre en las empresas, tenemos información que podemos extraer y usar en beneficio de nuestros clientes. Y eso es clave para todas las áreas del negocio.

GESTION.PE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *