Blog de Juan José Ortega

Blog acerca de nuestro acontecer diario

5 elementos clave para decorar un salón con estilo industrial.

Decorar un salón con estilo industrial no pasa de moda. Es elegante y vanguardista, originalmente atrevido con elementos clásicos. Todo al mismo tiempo.

El estilo industrial se gestó por los años 50. Artistas y bohemios en busca de vivienda en la ciudad de Nueva York, se instalaron en espacios abandonados por fábricas. La transformación que vivieron estos loft gestó un estilo de decoración que juntó los elementos propios de una fábrica, con piezas de diseño junto con otras recicladas, en espacios abiertos donde se integraban cocina, comedor, recibidor y hasta dormitorio.

Para decorar un salón con estilo industrial es importante partir de una arquitectura básica que debe tener por lo menos uno o todos estos elementos:

  • Techos altos.
  • Ventanales grandes.
  • Espacios abiertos.

Si tu salón cuenta con estas características, solo hay que incorporar algunos elementos que son clave para lograr el estilo industrial como lo son:

  1. Elementos estructurales expuestos

Al decorar un salón con estilo industrial es importante que los elementos estructurales estén a la vista, con acabados al natural, sin mayores intervenciones. Paredes de ladrillos o concreto, conductos de aire acondicionado o tuberías de electricidad, vigas de acero o pisos de madera o cemento, son características fundamentales para dar ese look fabril.

  1. Lámparas metálicas grandes e industriales

Para crear ese look de fábrica es importante que incorpores lámparas metálicas o de acero. Por lo general son lámparas de cierto volumen pues deben proporcionar la iluminación necesaria desde los altos techos.  Más recientemente en un estilo que se llama neo-industrial se ha incorporado el cobre en las lámparas u otros elementos decorativos. También es válido incorporar distintos estilos de lámparas.

  1. Poster blanco y negro o avisos publicitarios

En toda propuesta de decoración industrial hay elementos urbanos con su toque nostálgico. De hecho, la decoración industrial tiene mucho de vintage.

Puedes completar el look incluyendo poster en blanco y negro de tu ciudad o de La Gran Manzana, cuna de esta propuesta decorativa. O puedes completar la decoración con poster o avisos publicitarios.

  1. Tonos neutro y negro

Cuando quieres decorar un salón con estilo industrial, privilegias los tonos neutros: los grises naturales del hormigón o los metales, los marrones u ocres de la madera sin barnices ni tintes, el cuero al natural o envejecido, el naranja de los ladrillos.En esta gama de tonos neutros tiene que haber elementos en negro, que destaquen. En una versión más suavizada de lo industrial se han incorporado otros colores, pero lo clásico es el negro en medio de tonos neutros.

  1. Mobiliario reciclado y de diseño

En una decoración industrial hay muebles o elementos decorativos reciclados. Estantes o archivadores, carretes de cables, paletas de carga, máquinas de escribir, son elementos de la vida en la fábrica que pasan a formar parte de un estar industrial. Junto a este rescate de piezas industriales, viene un mobiliario que puede ser ecléptico, por la suma de piezas de distintos estilos, pero que tiene la sobria elegancia de un buen diseño.

BLOG.INMOBILIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *